Majestad: Chávez ya se calló

A fuer de escuchar las falsas noticias sobre la muerte de Chávez –que ya son género junto con las del periódico fallecimiento de Fidel Castro- resulta chocante ver ahora cómo creemos a pie juntillas que tal deceso es finalmente cierto, sin que siquiera se nos haya mostrado el cadáver. Hacemos un acto de fe al respecto porque nos conviene, como ya ocurriera con Bin Laden, pero por ahora no tenemos más que palabras. No podemos saber a ciencia cierta si Chávez se ha marchado definitivamente o anda con Elvis y Michael Jackson en esa isla que de vez en cuando nos cuentan. Eso sí, los únicos que ahora pueden dar la noticia con documento gráfico son los del periódico El País.

Aunque visto de otro modo, y sin perjuicio de que haya estado congelado unos días, haya muerto en Cuba o realmente muriera ayer en Caracas, parece ser que no tiene objeto ocultar que el gorila rojo ha dejado de fumar.

Lo que aun no sabemos es si dejó escrito el discurso de su partida y Maduro se ha limitado a leerlo o estamos en los albores de una sucesión orquestada en toda regla, a fin de que el populismo no decaiga y continúen en el poder los señalados por el propio Hugo Chávez como promotores de su revolución bolivariana.

Todos esos huérfanos de presidente que ahora quedan, difícilmente notarán el cambio tras la desaparición de su líder -ya sea porque los “enemigos de la patria” le inocularon un cáncer (supongo que se esto ya se ocuparán en Cuarto Milenio) o porque simplemente CHAVEZsucumbió a la enfermedad- pues su situación no variará ya que es harto complicado dar un vuelco a un panorama tan lamentable como el de la actual Venezuela.

De la dictadura elitista anterior al socialismo indigenista de Chávez, resultaba difícil evolucionar a cotas positivas y así, el líder populista deja un país tan pobre como el que el que se encontró (eso sí, con la pobreza mejor repartida a base de cercenar la libertad y la propiedad privada), con una inflación del 30%, con un nivel de delincuencia no superado en toda América Latina y, en definitiva, con un proyecto revolucionario evidentemente fracasado.

Si algo se puede decir a favor de Chávez es que se ganó la representación de los venezolanos en las urnas, aun cuando se pueda poner en tela de juicio la igualdad de las partes en las contiendas electorales por –entre otras cosas- el manejo unilateral de la propaganda institucional mediática. Sarna con gusto no pica, por lo que si lo votaron y lo sufrieron, fue por voluntad propia. Sólo ocho puntos de diferencia han mediado entre él y el líder de la oposición en estas últimas elecciones. Ahora, cuando suponemos se convocarán nuevas, será el momento de comprobar si con la muerte del gorila acaba el chavismo o por el contrario asistimos a una sucesión en la que su figura se prolongue en el tiempo, a través de su delfín, Maduro, que ya está trabajando duramente por el puesto con detalles como el despliegue de las Fuerzas Armadas o la Policía.

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Blog, Economía, historia, Política, Reflexiones, Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Majestad: Chávez ya se calló

  1. Francisco dijo:

    Parece ser que la última vez que vieron vivo a Chaves fue comiendo en el Ikea de Caracas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s